El robo del Kiosco

Un famoso párrafo de la biblia dice, “el que esté libre de pecado, que tire la primera piedra”. Pese a que no soy creyente, admito que es una gran verdad, aplicable a todos los órdenes de la vida. Cuantas veces criticamos acciones, sin pensar en que, en ocasiones, hacemos algo parecido.

A lo largo de la vida, todos cometemos alguna vez, pequeñas faltas o delitos. Hay quien evade impuestos, quien conduce cuando ha bebido de más, o lo hace con exceso de velocidad. Hay quien no recoge la mierda de su perro, cuando lo saca a pasear. Pequeñas cosas.

Yo voy a confesar mi primer (y espero que último) “delito”. Puedo confesarlo porque era menor de edad, y además, después de cuarenta y cuatro años está prescrito.

En 1977 había comenzado el primer año de mi educación secundaria. En mi instituto  “Don Bosco” de Ramos Mejía, las clases se dictaban por la mañana, y dos días de la semana, Había que ir por la tarde, a  clase de educación física. Esos días, el colegio estaba vacío y cerrado. Solo había actividad en el campo de deportes.

En la zona de aulas, había una sala, que estaba habilitada como kiosco, y allí, durante los recreos, se vendían golosinas, bebidas y sándwiches.

Por las tardes, evidentemente estaba cerrado. Pero como mi colegio era de los años 30, las antiguas puertas tenían en la parte superior, una claraboya que se mantenía abierta para ventilación.

Uno de mis compañeros, tuvo la idea de trepar y entrar por allí, con el fin de saquear el quiosco de golosinas. La idea era tentadora, por lo que muchos decidimos participar, para obtener algo del botín. Rápidamente nos organizamos,  y a mí me tocó ejercer de “campana” es decir, estaba situado en un lugar estratégico, para controlar si aparecía alguien ajeno a la “banda”, y en su caso, avisar para abortar la operación.

Uno trepó con ayuda de otros, y sacó del local todas las golosinas que pudo. Los acontecimientos se desarrollaron casi sin incidentes, a pesar de que hubo otro, que era de hacer bromas pesadas, y que en ese instante en que se estaba accediendo al interior del local, tocó el timbre que se usaba para anunciar el recreo, que sonó como una alarma y nos aceleró las pulsaciones.

Finalmente, nadie apareció por allí y nos repartimos entre todos el botín, y disfrutamos de caramelos, galletitas y alfajores gratis.

Supongo que  por nuestra inocencia de los trece años, no medimos las evidentes consecuencias. Al día siguiente, las autoridades del colegio elaboraron una investigación, que incluía interrogatorios individuales casi policiales,  y que les llevó a descubrir la verdad.

 He de decir que yo negué ser parte del grupo delictivo, y confesé solo saber lo que pasaba, por haberlo visto al pasar por allí.  Supongo que tener fama de buen alumno, me ayudó a que me creyeran y solo me llevé una reprimenda. Muchos de los otros no tuvieron tanta suerte.  Creo recordar que a alguno le tocó reembolsar lo sustraído.

Hoy después de 44 años, lo mejor de esta anécdota, es poder compartirla al encontrarnos, con los de la banda de ese día, y reírnos al recordarlo. Por suerte todos somos buena gente, y ninguno tiene antecedentes…

26 comentarios en “El robo del Kiosco”

  1. El mío se llamaba “San Juan Bosco”. También había un quiosco: “el de Miguel” que vendía chuches y tocaba la campana de los recreos. En este caso, para desgracia de todos, tenía a muy buen recaudo, bajo llave, el almacén.
    Qué bonita historia, un saludo.

    Le gusta a 1 persona

  2. Yo también cometí un delito de robo en el cole, a los 15 años y algo más grave: en vez de golosinas nos agenciamos un examen final . Y también en nuestro caso el pillaje sin contratiempos pero con una posterior investigación salió a la luz y la pena fue el suspenso no solo de aquella asignatura, sino de todas. ¡Qué mal verano pasé!

    Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s