La vida de un zurdo

Cuando era pequeño, a muchos les hacía gracia que usara mi mano izquierda como la más hábil.  Yo soy zurdo, y de pequeño recuerdo comentarios de mis tías, las primeras veces que  usaba un lápiz para pintar garabatos, y lo hacía con la izquierda. Por suerte nunca me corrigieron, como a algunos de mi generación, y muchos de las anteriores.

Pero ser parte del aproximadamente 10% de la población mundial  que somos zurdos, en un mundo pensado para el 90% de diestros tiene sus problemas, y con el paso del tiempo los fui descubriendo.

La primera vez que lo noté fue en el colegio.  Mis primeras tijeras para los trabajos del cole, estaban al revés para mí. Cortar un papel siguiendo una línea se hizo complicado, porque los zurdos no vemos la línea a seguir. Y no entendía porque los dedos no cuadraban con los agujeros de las tijeras.

 Luego llegó el instituto y allí  había unos pupitres con silla incorporada,  pensados para diestros. Tenían una parte para apoyar el brazo derecho y poder escribir. Pero cuando uno es zurdo, ese pupitre es de lo más incomodo. Con el tiempo, terminé aprendiendo a buscar alguna posición poco ortodoxa para poder escribir con el brazo en el aire.

Otro problema allí, fue escribir con pluma y tintero en clase de caligrafía. Debía tener mucho cuidado para no tocar la tinta con mi mano y manchar la hoja y el puño de mi camisa, al pasar sobre las letras con mi mano izquierda.

Siempre me ha gustado mucho la fotografía. Y cuando los teléfonos móviles no dominaban ese mercado, usaba las cámaras de fotos…. diseñadas para mirar por el ojo derecho. Al usar el ojo izquierdo, mi nariz chocaba con el cuerpo de la cámara.

Más adelante tuve que adaptarme un ratón de ordenador, y aun hoy, pese a que se puede cambiar, sigo utilizando el ratón tradicional con el dedo índice izquierdo.

Más cosas. En una maquina de pago para un parking de cualquier ciudad, la ranura de las monedas está preparada para introducirlas con la mano derecha.  Con las maquinas de Coca Cola o cualquier otro producto pasa lo mismo.

Ser zurdo es un valor añadido para jugar al futbol, pero desgraciadamente, el futbol nunca estuvo entre mis habilidades.

Hay muchos otros ejemplos, como el sacacorchos, el riel de una caña de pescar, o una guitarra, pero por suerte, estos no fueron un problema.  No soy muy fan del vino, no me gusta la pesca, y mis habilidades para tocar un instrumento musical son inexistentes.

Hace poco me aficioné al golf y descubrí  que los palos para zurdos no son habituales, pero tampoco difíciles de conseguir. Eso sí, las maquinas de bolas y los lugares de entrenamiento siguen siendo para diestros.

A veces nos encontramos con algún problema inesperado, como al ir a un sitio público,  y encontrar  que los bolígrafos se ponen con una cadena al lado derecho y que no llega para escribir.

Tenemos algún estigma, como el de levantarse con el pie izquierdo, cuando todo sale mal. Supongo que en nuestro caso será levantarse con el pie derecho.

Y menos mal que no soy creyente, porque la biblia sienta a los elegidos a la derecha y a los condenados a la izquierda de Dios. Y en el mundo islámico, está mal visto comer con la mano izquierda.

Por suerte, hoy día se nos tiene más en cuenta y hay muchas cosas para nosotros. Hay hasta tiendas especializadas en productos para zurdos.  Dicen que los zurdos somos más inteligentes. Supongo que es un mito, basado en la necesidad de adaptación a un medio hostil. Será que “tenemos mano izquierda” para solucionar esos problemas.

Pero pese a todas estas desventajas, estoy muy contento de ser zurdo, y de pertenecer a esta minoría un poco rara, aunque cada vez menos.  Pero aun hoy, no falta aquel que me encuentro, que se asombra al verme escribir con la izquierda y que me suelta algún comentario de sorpresa.  Nos da tema de conversación.

20 comentarios en “La vida de un zurdo”

  1. Soy zurdo y corregido😬 no tuve los inconvenientes de los pupitres y el tintero pero si otros que me complican aún día ( aunque debo admitir q resulta atractivo culpar a la zurdera de todos mis males) Me hubiese gustado ser zurdo puro pero la vida y mis padres me hicieron de un grupo aún más pequeño. De ese 10% del que hablas solo el 1 % debe ser corregido

    Le gusta a 1 persona

  2. En la Edad Media la gente creía que los zurdos eran enviados de Satanás… El mundo ha evolucionado pero no tanto. Conozco a alguien que de niño le «corrigieron» la zurdera hasta tal punto que el resto de su vida fue diestro pero tartamudeaba, cosa que antes de la «corrección» no había hecho nunca.

    Le gusta a 1 persona

  3. De niño tuve un tumor cerebral, consecuencia del cual fue una hemiparesia (debilidad de una parte del cuerpo; en mi caso, la izquierda). Desde entonces, siendo muy niño, me esforcé por hacer todo con la izquierda; hoy sólo uso la derecha para escribir. Cuando me ven comer, me preguntan si soy zurdo.

    Le gusta a 2 personas

  4. Una minoría rara porque no nos dan palizas por la calle y así, de entrada, nadie nos odia, pero sí se puede decir que tampoco se piensa en los zurdos. Lo cual está bien, a mi me gusta, me hace sentir que mi mente trabaja al revés y se puede sacar ventaja a eso y tampoco se valora como algo positivo o negativo actualmente, lo cual es cómodo.

    Le gusta a 1 persona

  5. Yo soy ambidiestra y con la cámara de fotos, como tu bien dices, acabas con la nariz hecha papilla. Mi padre era aficionado a la fotografía y yo tuve una cámara desde los 6 años. Él no entendía porque cogía la cámara de esa manera y yo no entendía porque lo hacía el al revés!! Hace poco quise aprender a tocar la guitarra, y me lo tengo que pensar dos veces en que lado va…Un abrazo!

    Le gusta a 1 persona

  6. Mi hijo es zurdo, se podría decir que por obligación, ya que cuando empezó a aprender a escribir le operaron la mano derecha y estuvo mucho tiempo sin poder utilizarla por lo que aprendió a escribir con la izquierda (él escuda su mala letra en eso jaja). Cosas como las tijeras que explicas, el golf y algunas más me recuerdan algunos de nuestros momentos, pero nunca había caído en las máquinas de pago de parking por ejemplo. Serán cosas que irán descubriendo con el tiempo. Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s